Followers

Un dos tres cuatro

Una primavera ingenua se avecinaba
de corazones rotos y primeras citas,
lo incierto, lo inesperado.

Un verano llegó,
de ligeros días y noches distanciadas,
el tiempo volaba y te alejabas.

Volvía, escapaba, huía
el otoño confirmaba que el límite no existía
y sumergimos con las narices congeladas

A un invierno devastador
Un sinfín de extravagancias.
Y vuelvo al principio, rogando
que la próxima primavera no termine nunca.

No hay comentarios.: